Review: Seiko 5 SNKE49 automático por menos de 90€

Después de un tiempo considerable vuelve un Seiko asequible al blog, y no es que haya sido por falta de ganas, sino por que aquella época en la que se podían adquirir a precios de ganga ya pasó. En uno de esos momentos en los que se alinean los astros hubo una oferta relámpago de uno de los relojes que tenía en mi extensa lista de deseos en Amazon y pude adquirir este SNKE a precio de hace un par de años.
Seguro que ahora miráis el precio y lo veréis en su horquilla habitual de 100-120€ pero os recomiendo seguir la táctica que yo empleé, monitorizar las múltiples variedades que hay disponibles de Seiko 5 y con un poco de paciencia pondrán alguna de ellas de oferta. Pero antes de sacar a la palestra cada apartado del reloj, es el momento de repasar brevemente sus especificaciones más importantes y continuamos:


Una vista general de mi última adquisición

MARCA Y MODELO: Seiko 5 SNKE49K1

Movimiento/Calibre: Seiko 7S26 a 21600 bph, 21 jewels y 41h de reserva de marcha

Caja: Acero 316L y fondo visto roscado.

Esfera: Blanca

Dimensiones:
– Diámetro: 39mm
– Grosor: 10,5mm
– Peso: 105g

Cristal: Mineral
Calendario: Sí, a las 3
Sumergible: 30m

Correa/s: Brazalete hueco de acero

Presentación: Caja e instrucciones

Accesorios: 

Documentación:
– Garantía: 
– Fecha de la compra: Abril 2022
– Procedencia del reloj: Amazon.es

PRECIO: 87€, cómo os decía su precio habitual suele estar entre los 100 y 120€ pero os recomiendo hacer el seguimiento de las múltiples variantes que hay de estos relojes y de vez en cuando rebajan alguna de ellas por debajo de su precio.

Si recordáis recientemente la marca nipona ha estado actualizando su gama de entrada, y en su decisión quizá más polémica de los últimos años retiró el idolatrado SKX007/9 y lo sustituyó por un nuevo modelo. A esta nueva referencia en el mundillo no tardaron en apodarlo como 5KX por sus grandes similitudes con el modelo reemplazado. En el cambio se ganó un mejor calibre y alguna pequeña mejora pero otros aspectos eran peores que el modelo al que sustituía. Lo que en principio podía ser una degradación a una gama inferior, además trajo consigo un aumento de precio que lógicamente no fue muy bien recibido por los aficionados.
Y os preguntaréis a qué viene esta disertación sobre el 5KX si esta review no va sobre él, pues porque están sustituyendo inexorablemente sus anteriores Seiko 5 por nuevas versiones actualizadas (no siempre a mejor cómo hemos dicho) y con un buen aumento de precio. Este es el motivo por el cuál cada vez es más complicado adquirir un Seiko por debajo de los 100€ cuando antes era muy sencillo, ahora sí veamos si con lo que nos ofrece actualmente uno de estos modelos de entrada sigue siendo recomendable su compra.

Caja

El material con el que está hecho el reloj es acero 316L, el acabado de la misma es pulido salvo en la parte frontal de las asas que es cepillado. El diámetro es de 39mm lo que es un tamaño mayor al habitual en los Seiko 5 que normalmente suelen andar entre los 35 y 37mm. El grosor es de tan sólo 10,5mm y por último la altura o distancia entre asas es de 44,5mm. Cómo podréis ver por sus medidas no es un reloj grande, pero tampoco es pequeño y además ya sabréis que el dial blanco ayuda a tener incluso algo más de presencia en la muñeca.

La corona está semioculta a las 4, la más habitual de los Seiko 5 y que es una seña de identidad de la gama. La misma es a presión, motivo principal por el cuál a pesar de tener la trasera roscada sólo nos ofrece 30m de hermeticidad.
El cristal es mineral, ya que en Seiko hay que irse a relojes de su gama media para encontrar en ellos zafiro. Un bisel liso pulido de generoso tamaño culmina la caja, dándole un toque elegante, pero tendremos que ser cuidadosos con él, ya que estas superficies a espejo son más propensas a los arañazos.

Calibre

En cuanto al movimiento que se encuentra en su interior, es cómo en la gran mayoría de Seiko 5, el 7S26 que es el calibre automático de la gama más básica de Seiko. Estamos de acuerdo que es básico y se ha quedado algo desfasado, pero no por ello significa que sea malo pues lleva muchos años a sus espaldas y su fiabilidad está más que demostrada. Pero obviamente es un calibre sencillo, late a 21600 bph, tiene 21 jewels y 41h de reserva de marcha, carece de carga manual y paro de segundero algo que sí incorpora el 4R36 que lo ha sustituido. Gracias a que el fondo es visto podemos verlo en funcionamiento.

Esfera y agujas

La esfera en este SNKE49 (el SNKE51 es el mismo reloj en azul y el SNKE53 en negro) es blanca, de un tono puro y neutro. El diseño es bastante clásico y sencillo pero a la vez atemporal y versátil ya que lo mismo nos servirá para ir de sport, casual o incluso algo más arreglado.
Tanto el Seiko cómo el logo 5 son aplicados, al igual que los índices y el cerquillo del fechador. Tan sólo tiene impreso en color negro las dos líneas de texto que hay a las 6, en dónde se puede leer discretamente Automatic y 21 jewels.

Las agujas son rectas en forma de lápiz o pencil cómo dicen los anglófonos, en su parte interior contienen lumen que aunque no está presente en gran cantidad al ser la fórmula propia de la marca, nos da una correcta duración en la oscuridad. Algo que no ocurre en los índices, pues tan sólo tienen un pequeño punto en la parte más próxima al centro y que es completamente inapreciable cuando nos quedamos sin luz, por lo que orientarnos para saber la hora en esas condiciones es complicado.
Si bien la legibilidad de la hora en las esferas claras no suele ser su fuerte, en este caso las agujas e índices consiguen atraer suficiente luz para reflejarla en sus superficies metálicas y os puedo asegurar que se lee perfectamente.

Correa

El brazalete es de acero pero con eslabones de chapa doblada, algo que es de esperar en uno de los relojes más básicos que ofrece la marca nipona. El acabado es cepillado con un par de líneas verticales pulidas en el eslabón central que confiere al reloj un toque algo más elegante. El cierre es también bastante sencillo, de chapa prensada y con tan sólo 3 puntos de microajuste por su pequeño tamaño.

Sin lugar a dudas es la parte más floja del reloj, el soniquete que hace al moverse o el poco ajuste que se obtiene con la caja al tener los endlinks huecos, harían pensar que no es nada práctico. Pero no sé si es que lo esperaba mucho peor o que por llegar el calor y dejar de lado las correas de piel, el caso es que lo he usado ya unos cuantos días con él y se puede llevar perfectamente. Lo que sí que tengo claro es que en cuanto vuelva el frío le buscaré una buena correa ya que lucirá mucho mejor y además los pelos de mi brazo lo agradecerán.

Presentación

Si habéis tenido algún Seiko ya conocéis la presentación, pues es la habitual en este tipo de relojes. Una caja blanca de cartón que alberga en su interior otra de color negro y los distintos folletos. Una vez la abrimos vemos el logo de Seiko serigrafíado y encontramos el reloj abrazado a una almohadilla de color negro. Una presentación más que suficiente para este rango de precios y que dormirá durante años en el fondo del armario.

A destacar

· Caja de acero
· Movimiento sencillo pero robusto
· Precio muy asequible

A mejorar

· El brazalete
· El escaso lumen aplicado en los índices
· Que sean una especie en peligro de extinción

Conclusión

El año que viene se cumplirá el 60 aniversario, veremos cómo lo celebra la marca, de la creación de la línea Seiko 5 pues nacieron en 1963, unos relojes que originalmente se distinguían por 5 características (de ahí su nombre). Equipan un calibre automático, en caja de acero, en su esfera muestran el día y día de la semana, son resistentes a los golpes y al agua con un mínimo de 30m WR. Bajo estas premisas, además de la de tener un precio muy accesible, empezó la gama probablemente más exitosa en ventas de la relojería mecánica.
Hoy en día sigue en activo, pero en los últimos tiempos está sufriendo una remodelación y actualización que está consiguiendo ponerla al día en características, a costa de perder esos precios tan asequibles que tenían esta gama de entrada que para muchos fue nuestra puerta de acceso a la afición. Por mi parte sólo puedo que recomendaros que os hagáis con uno de estos relojes antes de que progresivamente vayan desapareciendo para dejar paso a sus sucesores pues seguro que no os defraudará.

Fotos


Una imagen desde otro ángulo


Visto lateralmente con la corona en primer plano


Del lado opuesto


Colocado en la almohadilla de su caja

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.