Review: Protos Dive Watch

El protagonista de esta review es una reinterpretación de un reloj de buceo clásico, sí es el que a todos se nos viene a la cabeza pero en este caso el diseño rinde tributo a las primeras ediciones del Submariner de los años 50. El Protos Dive Watch es el primer reloj de la compañía homónima y que fue lanzado en un principio a través de las plataformas Indiegogo y Kickstarter cómo hacen muchas de las micromarcas y sirve para lograr financiación y poder arrancar este tipo de proyectos a modo de cooperativa y que de otra manera obligaría a obtener financiación bancaria y muy probablemente daría al traste con muchos de los proyectos. Éste lanzamiento tuvo lugar a finales de 2016, y en ambas webs consiguió los respaldos suficientes. Tras esta breve introducción repasamos sus principales características cómo es habitual y damos paso a la review propiamente dicha:


Foto del Protos Dive Watch

MARCA Y MODELO: Protos Dive Watch

Movimiento/Calibre: Seiko NH35, 24 jewels y 41h de reserva de marcha

Caja: Acero 316L con trasera ciega roscada.

Esfera: Negra brillante

Dimensiones:
– Diámetro: 40mm
– Grosor: 15mm
– Peso: 145g con el brazalete completo

Cristal: Zafiro abombado, con tratamiento antirreflejos en el interior
Calendario: No
Sumergible: 300m

Correa/s: Brazalete con endlinks macizos

Presentación: Caja Pelican y tarjeta

Accesorios: 

Documentación:
– Garantía: Un año
– Fecha de la compra: Agosto 2018
– Procedencia del reloj: www.protos.watch

PRECIO: 299$ (unos 259€)

NOTAS:
Ahora ha pasado un tiempo del lanzamiento original y después de cumplir con los patrocinadores, venden los relojes a través de su propia web. Una buena noticia para quienes lo compren en estos momentos es que con el tiempo han logrado reducir los costes de la producción del reloj y esto se ha trasladado al precio que ahora aplican. Una importante rebaja de casi 100$ que quizá para los compradores originales no sea de muy buen agrado pero hay que tener en cuenta que han pasado casi dos años y han podido amortizar costes o encontrar otros proveedores con mejor precio con lo que ahora tiene un precio más atractivo.

Dejando de lado estas consideraciones y centrémonos en cómo está realizado el reloj. El tamaño de la caja es el tamaño típico de la época, 40mm y asas estrechas ya que cómo os comentaba antes es una reinterpretación del clásico Rolex 6538 Bond. Sin ser un experto del mundo Rolex tiene muchas cosas en común con él, además de su tamaño, la corona grande y sin guardacoronas, el dial negro, las agujas Mercedes y el color de las mismas y de los índices dorados, etc. Hay diferencias también cómo podréis ver con elementos actualizados por ejemplo el bisel cerámico. Continuemos con las medidas del reloj, la caja es de acero 316L pulida en los laterales y cepillada en la zona de las asas. La distancia entre asas es de 47mm y el grosor se eleva hasta los 15mm para mí el principal pega del reloj pues aunque es perfectamente llevable se eleva en la muñeca algo más de lo deseable. La trasera es lisa, roscada y sólo se podrá abrir con la herramienta apropiada cómo las cajas oyster. En el lado derecho está la corona, de gran tamaño, roscada y con el logo grabado en ella, su roscado es bueno y dar carga manual al NH35 es muy satisfactorio aunque de eso es responsable el calibre y nos ocuparemos de él un poco más adelante. El grosor es elevado en parte por la forma de la trasera:

El tamaño del brazalete también está inspirado en los modelos vintage pues de 20mm decrece hasta los 16mm en la zona del cierre, me ha gustado mucho este aspecto. Su terminación es cepillada, los endlinks y eslabones son macizos aunque lamentablemente no dispone de pasadores atornillados. El cierre es correcto con doble pulsador y cierre de seguridad, pero el desplegable es no es macizo, hubiera sido un acierto que lo hubiera sido. El tamaño del brazalete disminuyendo hasta los 16mm le sienta genial al reloj:

Llegamos a la parte más interesante del reloj en mi opinión, y en la que Protos ha cuidado más los detalles. El bisel cerámico está pulido lo que le da un aspecto brillante, tiene a las 12 el triángulo rojo y la perla con lumen, es unidireccional con un manejo muy sólido. El cristal es de zafiro abombado y cuenta con tratamiento antirreflejos aplicado en su interior. Los índices son aplicados, y los textos del logo y demás están impresos. El lumen es suficiente ya que no llega al brillo de un Seiko, por contra tiene buena duración en la noche. El dial es negro brillante (aunque incomprensiblemente en su web indican mate) y el conjunto que hace junto al bisel y las agujas e índices dorados es realmente bonito. Podéis ver cómo el brillo del dial refleja las agujas en esta imagen:

El calibre al que han confiado el corazón del reloj es el Seiko NH35, un calibre de sobra conocido por todos y que viene siendo el habitual que usan en estos momentos las micromarcas, cómo sabréis admite carga manual y cuenta con paro de segundero al extraer la corona.
Un detalle a destacar es que el reloj viene presentado en una caja Pelican, por si no lo sabéis son un tipo de caja que sirven para proteger el contenido de golpes y además son estancas, no se me ocurre mejor tipo de caja para un reloj. Aquí la podéis ver:

Este Protos Diver es una muy buena opción para quien busque un homenaje de un Submariner de los 50’s con muy buenas calidades, y desde mi punto de vista tan sólo le haría dos pequeñas modificaciones, la primera rebajarle algún milímetro de altura y mejorar el desplegable del cierre por uno sólido. Pero pese a esos dos aspectos me ha dejado muy satisfecho, iba siendo hora de reemplazar mi Invicta Submariner por uno de mejor calidad y éste Protos va a ocupar su hueco mejorándolo en la mayoría de aspectos. Finalizamos con unas imágenes más del reloj:

FOTOS:

El reloj visto más de cerca


El bisel cerámico le da una gran presencia al reloj


De perfil con la corona en primer plano, de gran tamaño y con el logo está hecha a imagen y semejanza del 6538


Un par de milímetros menos le hubieran sentado genial, pero podemos pensar que es el grosor del SeaDweller 🙂


El reloj descansando sobre el brazalete


El cierre desplegado, se ven también los endlinks macizos

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Un proyecto que me gustaba y que no sabía que ahora estaba a mejor precio. No es mi estilo, por verlo demasiado fiel al Submariner. El Rolex tenía manecillas doradas porque eran de oro para prevenir la oxidación. Una solución que visualmente no me gusta, pero que estaba justificada. En esto, las veo que desentonan.

    El calibre lo veo escaso. Tu mismo has probado relojes con NH35 que cuestan 5 veces menos. Al menos un Miyota 9000 habría estado bien.

    Eso si, el precio es estupendo. Si no hubiera aduanas, esos 250€ al cambio por un reloj de buceo, resistente al agua 300M, y con cristal de zafiro es estupendo.

    Pero claro, ese precio es más o menos el mismo por el que puedes conseguir un Kronos K-300 de vez en cuando en Privalia o BuyVIP. Donde además, contamos con una ETA 2824.

  2. reca dice:

    Muy bonito,aunque el nombre me recuerda otra cosa.se me hace raro.gracias por el reportaje.un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.